Respuesta a: Foro 3

#1212
LuciaG
Participante
Hola! Hay muchas formas de enfocarlo y de ver las cosas. Para la primera pregunta, como ya ha comentado un compañero, pueden ser herramientas para el desarrollo en países del Sur pero también pueden ser herramientas para hacer más fácil el acceso a la financiación a proyectos o personas que lo tienen más difícil en el Norte (personas en riesgo de exclusión social o proyectos en fases de inicio que requieren de una pequeña cantidad para su inversión inicial o ampliación de alguna línea). También considero, y esto es una opinión muy personal, que pueden ser un buen mecanismo para hacer pedagogía y mostrar que se puede ir más allá de pedir un crédito rápido, o ir al banco a pedir un préstamo y que hay un abanico amplio (y muchas opciones aún por explorar) de posibilidades para financiarse (de forma personal o para una iniciativa económica o también social). Críticas a los microcréditos: como a todo, se le puede hacer críticas. Para mi algo "grave" es caer en una inercia de "eso funciona, me meto ahí" por parte de entidades y empresas y generar una falsa burbuja, no sé si me explico. Otra crítica es que a veces se asimila microcrédito a caridad, y no lo es. Debe basarse en relaciones equitativas. Una forma de visibilizar los microcréditos es, lo que ya se hace: para el caso de financiación de proyectos, comunicar los proyectos que han sido financiados a través de microcréditos para animar a iniciativas similares a que acudan a esta herramienta. En el caso de personas beneficiarias, publicar la opción desde la solidaridad y no desde la caridad o el asistencialismo. Darle un enfoque de empoderamiento de las personas, de que todas las personas somos capaces de entender las finanzas y de que nadie "es un desastre" con los números. #1212